EL CÓMPUTO COGNITIVO, LA INNOVACIÓN QUE YA TRANSFORMA LOS NEGOCIOS EN PERÚ

A tan solo tres años del 2020, las organizaciones peruanas están viviendo y contemplando la era del cómputo cognitivo, pues dicha innovación representa un nuevo canal para transformar los negocios y dar un paso hacía nuevos modelos de eficiencia y diferenciación competitiva. Ante este panorama, todas las industrias se convierten en candidatas idóneas para implementar esta tecnología y potencializar sus resultados.

Por lo anterior, acoger o no la tecnología cognitiva se convertirá, sin lugar a dudas, en un factor decisivo para la futura supervivencia de las organizaciones en el país. Gracias a la llegada de Watson, las industrias peruanas podrán entender a los clientes, optimizar y mejorar productos o servicios de acuerdo a las necesidades de los mismos, a través de la captura y análisis de información que anteriormente era considerada invisible.

Hoy en día, Watson está disponible especialmente para industrias y sectores como:

  • Financiero. El 52% de los ejecutivos bancarios considera que la inteligencia artificial es una de las tecnologías emergentes que más está impactando la industria de Servicios Financieros. Y Perú no es la excepción, dicha innovación ya está habilitando capacidades cognitivas en procesos de gestión de clientes, autenticación de identidad, prevención de lavado de dinero, venta directa, cumplimiento regulatorio, control de riesgos y eficiencias operativas. Y es que al adoptar tecnologías de cómputo cognitivo, el sector financieros brindará procesos livianos y altamente estandarizados que mejorarán la experiencia del cliente y la capacidad de transformar la manera de llegar a ellos.
  • Salud. La industria de la salud atraviesa una transformación total; desde la perspectiva administrativa y regulatoria, hasta las facetas médica, cultural y formativa. En la actualidad los datos en este sector se duplican cada 24 meses y los profesionales de la salud experimentan una sobrecarga de información pues estos médicos tendrían que leer 32 horas cada día laboral para mantenerse al día con los nuevos conocimientos profesionales. Esta industria tiene grandes oportunidades de mejora pues mientras revela soluciones innovadoras, también genera nuevas variables que obligan a repensar los modelos operativos vigentes.
  • Telecomunicaciones. La industria de las telecomunicaciones podrá optimizar sus redes en tiempo real con mapas de calor para identificar las bajas de señal en distintas zonas, como también iniciar campañas de cuidado pro activo hacía sus clientes e iniciativas de retención con los mismos mediante la optimización en la atención de sus agentes de call center al poder analizar el sentimiento de cada cliente asociado a la marca y al servicio, incluso, por su tono de voz en una llamada. Entender el viaje del consumidor en materia de telecomunicaciones no será un secreto, y se podrá ofrecer mejores ofertas a prospectos para convertirlos en clientes.
  • Multi-Industria. El mayor impacto de las capacidades cognitivas se percibirá en las industrias que interactúen con audiencias, clientes o ciudadanos. Por lo tanto, entidades de educación, empresas de consumo masivo e instituciones gubernamentales tendrán que transformar la manera cómo atienden y gestionan sus servicios, pues la velocidad a la que crecen los datos los obliga a ser cada vez más cognitivos.

Gracias a las soluciones cognitivas, las organizaciones en Perú podrán transformar la información en una fuente real de conocimiento con el fin de tener un entendimiento más profundo y confiable de sus audiencias. En tiempos turbulentos el desafío se centra en sobrevivir y ser parte de una disrupción, la cual cambia la forma cómo se opera, se relaciona y se toman decisiones.

La transformación que vivirán estas industrias deben ser acompañadas por consultores especializados como Cognitiva, pues el éxito de implementar soluciones cognitivas recae en el ideal asesoramiento y la adecuada atención para así alcanzar los objetivos del negocio.

Anuncios