ESET APOYA EL DÍA INTERNACIONAL CONTRA EL BULLYING

En el Día Internacional Contra el Bullying, ESET y el sitio Digipadres, se unen a la prevención de la violencia escolar, promoviendo el diálogo y el respeto entre compañeros e invita a los adultos a estar alertas y brindar su apoyo para que los niños y adolescentes puedan disfrutar de la escuela.

El Día Internacional Contra el Acoso Escolar o Bullying, fue propuesto en 2013 por la ONG Bullying Sin Fronteras, con el objetivo de dar visibilidad a la problemática y lograr un rechazo voluntario y universal a la práctica del bullying y ciberbullying. Según el II Estudio sobre acoso escolar y ciberbullying, presentado por las fundaciones Mutua Madrileña y Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo, en el 2016 han bajado en España los casos de acoso “físico” entre escolares, pero han aumentado notablemente los de “ciberacoso”. Este aumento se da a la par que la dependencia tecnológica en la era digital. Y en el caso de Latinoamérica, ya en nuestro informe de Tendencias del 2016 veíamos como según el 75% de los encuestados por ESET Latinoamérica, este tipo de problemáticas se da de forma frecuente y lamentablemente la tendencia tiende a un incremento, siendo las edades entre los 11 y 15 años donde más vemos este tipo de casos de cyberbullying.

A diferencia del acoso físico o del bullying convencional, el ciberbullying se expande viralmente por la web, es difícil de detener y las agresiones pueden permanecer para siempre en Internet, por eso resulta mucho más invasivo y dañino para las víctimas. Si bien el acoso suele comenzar con una burla o agresión por parte de una persona, la viralización está dada principalmente por los espectadores que comparten, comentan, dan “me gusta” o reenvían las agresiones, por lo que la prevención debe enfocarse también en este público.

Los jóvenes que son testigos del acoso pueden desempeñar diferentes roles: hay quienes participan activamente alentando la agresión en el plano físico, y también quienes lo hacen desde los medios digitales y las redes sociales, muchas veces sin ser conscientes que están causando más daño que aquellos que lo hacen de manera presencial. Además, existen otros roles que muchas veces no son tenidos en cuenta y resultan de gran importancia; por un lado, están los observadores y neutrales y, por último, aquellos que se atreven a denunciar o defender al compañero que está siendo agredido.

“Desde Digipadres se acercan materiales que acompañen y guíen a los más chicos en el uso de la tecnología pero, además, acompañarlos para que nunca sean víctimas de estas amenazas. Como adultos tenemos la responsabilidad de comprender y hablar con los chicos acerca de la importancia del rol del espectador, y explicarles las opciones que tienen a la hora de defender a un compañero. Los daños, tanto del bullying como del ciberbullying disminuyen notablemente cuando los chicos sienten el apoyo de sus compañeros.”, mencionó Camilo Gutiérrez Amaya, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

Anuncios