EN 2020 HABRÁ 25 MIL MILLONES DE DISPOSITIVOS CONECTADOS POR EL INTERNET DE LAS COSAS (IOT)

El Internet de las cosas (IoT) ofrece nuevas características cuando hablamos de diseño de producto. Por ejemplo, desarrolla una nueva estrategia llamada Evergreen Design, que permite al fabricante enviar nuevas características de producto o servicio una vez que el producto/servicio está en el campo.

Un ejemplo claro de lo anterior son los automóviles de Tesla, con una actualización de software que eleva el espacio libre del chasis del automóvil evitando así la fricción de los neumáticos con el chasis y su eventual desgaste y quema. Al no tener que devolver los vehículos a la fábrica, la compañía ahorró millones de dólares. Habilitar las comunicaciones bidireccionales entre el producto final y la gran infraestructura de datos proporcionará a los fabricantes un mayor y más eficiente control del fallo del servicio, así como datos enriquecidos para la personalización del servicio.

El término Internet de las Cosas -Internet of Things/IoT- describe el creciente número de productos inteligentes conectados a Internet y resalta de manera genérica las nuevas oportunidades que pueden representar. Con la ampliación de direcciones IP al protocolo IPV6 millones de dispositivos podrán tener acceso a la red global que permite el transporte de la información recopilada, la capacidad que tiene la red de transmitir información proveniente de dispositivos y productos, permite obtener perspectivas sobre el escenario actual en el que se encuentran enviar los datos a Arquitecturas centralizadas que analizan esta información y apoyan al negocio en la toma de decisiones.

En concreto, su potencial de transformación es enorme. Según estudios recientes, el impacto que tendrá IoT en la sociedad será de cinco a diez veces mayor que el de internet, tanto que en 2020 habrá 25 mil millones de dispositivos conectados por el Internet de las cosas (IoT), según Gartner.

Según Crispín Velez, Digital Transformation Leader de Ricoh IT Services Latinoamérica, la realidad es que para los usuarios finales, el IoT puede resultar emocionante pero el potencial para las empresas es aún mayor al adoptar estas tecnologías y usarlas en el lugar de trabajo.

Una encuesta de Economist Intelligence Unit, encontró que el 96% de los ejecutivos esperan que sus negocios utilicen IoT en algún aspecto para 2017. Además, el 29% cree que IoT inspirará nuevas prácticas laborales entre sus empleados y un 23% dicen que IoT cambiará eventualmente sus modelos de negocio.

La fuente de datos disponibles permite a las empresas y a personas utilizar análisis preventivo, predictivo y prescriptivo. Estos tipos de análisis transforman la forma en que las empresas perciben el valor de sus productos y servicios, y les permiten adaptarse a los movimientos del mercado. Estos datos y la infraestructura establecida (computación en la nube) son la columna vertebral para predecir con eficacia el comportamiento del consumidor y modificar la forma en que se aborda el mercado.

Este es uno de los puntos cruciales para que IoT trabaje a gran escala y todos los principales proveedores de Cloud Computing de infraestructura son conscientes de ello.

En la actualidad, el IoT está mejorando la productividad en el lugar de trabajo, permitiendo a los empleados mover fácilmente la información del ambiente físico a digital, y viceversa. Una forma en que el IoT supera la brecha entre lo físico y lo digital es a través de las tecnologías de búsqueda visual (VSR).

Utilizando capacidades de reconocimiento similares a las de las huellas dactilares, VSR permite a los smartphones leer códigos incrustados en documentos de papel y señalización digital, lo que dispara el acceso a más información y nuevas aplicaciones. Un empleado puede escanear la parte relevante de un documento o una imagen con un dispositivo móvil e ir inmediatamente al siguiente paso del proceso, por ejemplo, un video de capacitación. El VSR también permite a los empleados tomar fotografías con un dispositivo móvil y adjuntar archivos de audio y texto a él, agrupar toda la información asociada y, por lo tanto, hacerla mucho más accesible y útil.

Anuncios